¿Merece la pena comprar ruedas de carbono para MTB?

¿Merece la pena comprar ruedas de carbono para MTB?

Utilizadas por primera vez por ciclistas de carretera equipados con tubulares, las ruedas de carbono ahora están presentes en las bicicletas de montaña. Entonces, ¿realmente vale la pena comprar ruedas de carbono para tu bicicleta de MTB? Veamos en detalle las ventajas y desventajas de las ruedas de carbono para bicicleta de montaña.

Gracias al trabajo en profundidad en Investigación y Desarrollo, los fabricantes producen ahora llantas de carbono ligeras pero resistentes . Estas cualidades son ideales para las competiciones de mountain bike . Sin embargo, las ruedas de carbono son cuestionadas en ocasiones por ciertos aspectos, sobre todo su precio, que es muy elevado. De hecho, un juego de ruedas de carbono cuesta de media entre 1.500 y 2.000 euros. ¿Merece la pena comprar ruedas de carbono para MTB ?. Veamos en detalle las ventajas y desventajas de las llantas de carbono para la práctica del MTB.

Ventajas de las ruedas de carbono para MTB frente a las ruedas de aluminio

Las ruedas de carbono tienen innegables ventajas sobre las ruedas de aluminio. Sus ventajas son apreciadas por los amantes del MTB que buscan mejorar su rendimiento con material de alta gama . ¿Cuáles son las codiciadas propiedades de las llantas de carbono?

Las llantas de carbono son la mejor combinación de ligereza y rigidez

La rigidez y el bajo peso de las llantas de carbono es lo que las diferencia de los modelos de aluminio. Estas dos propiedades antagónicas, ligereza y rigidez, se reconcilian gracias al uso de la fibra de carbono . Así, las ruedas de carbono de alta gama utilizan la mitad de material para alcanzar una rigidez igual a la del aluminio. De promedio, se ahorran entre 300 y 600 gramos con un juego de ruedas de carbono . Obviamente, la cifra varía según los modelos y puede ser más o menos significativa. Pero aunque no parezca mucho, el ahorro de peso se nota realmente sobre el terreno .

>>> Te puede interesar : La 1ª válvula tubeless de carbono de Barbieri

Las llantas de carbono son también muy resistentes y duraderas. En los recorridos más duros y técnicos para la práctica del MTB, las ruedas de carbono absorben los golpes y las vibraciones . Las pruebas realizadas por los fabricantes de ruedas de carbono, como DT Swiss o Duke , muestran una mayor resistencia a los impactos que sus homólogas de aluminio. Cuidado con las ruedas de carbono compradas en internet en el mercado chino, que pueden romperse fácilmente. Elija siempre marcas de confianza, que sean transparentes en cuanto a la producción de sus productos y que respeten las normas de fabricación europeas.

Ruedas carbono DT Swiss

Ruedas carbono DT Swiss

Opiniones de los riders sobre los beneficios de las ruedas para MTB de carbono: la conducción dinámica

Los que han probado las ruedas de carbono suelen tener la misma sensación: una conducción nerviosa y muy dinámica. Las ventajas de la rueda de carbono permiten una conducción viva y un relanzamiento de la bicicleta mucho más eficaz . En cuanto a su ligereza, se nota especialmente en las subidas. Las ruedas de bajo peso permiten subir pendientes técnicas con mucha más facilidad . Gracias a las ruedas de carbono, la bicicleta tiene un comportamiento más nervioso y rápido. Estas cualidades son muy demandadas por los corredores para la competición en MTB, especialmente por los profesionales del cross-country. Por otro lado, las ruedas de carbono ofrecen un alto nivel de confort. Su capacidad para absorber los impactos permite una conducción placentera incluso en terrenos muy accidentados. Para mejorar aún más la comodidad, la tendencia actual es hacia llantas más anchas que también mejoran el agarre en los circuitos de MTB.

Para acompañar las ruedas de carbono, debes elegir cubiertas de MTB de alta gama como las Magic Mary , Ardent Race o Cross King .

>>> Te puede interesar : Test sobre las cubiertas Schwalbe Magic Mary y Big Betty

Fabricación artesanal compleja de las ruedas de carbono para MTB de 27,5 o 29 pulgadas

El uso de la fibra de carbono para la fabricación de ruedas requiere un verdadero saber hacer. El montaje de las ruedas de carbono y el radiado son operaciones realmente delicadas y complejas . Para el radiado, existen varias técnicas para las llantas de carbono. Los fabricantes utilizan el método del doble o triple cruce. Esto significa que los radios se cruzan dos o tres veces desde la llanta hasta el buje. Gracias a esta disposición de los radios se mejora la rigidez de la rueda y se reduce el riesgo de alabeo. Esto hace que la rueda sea más fuerte y duradera para soportar las tensiones de las diferentes modalidades de ciclismo de montaña.

Aunque hoy en día existen máquinas muy sofisticadas capaces de producir complejas ruedas de carbono, las ruedas hechas a mano siguen siendo muy apreciadas por los profesionales. Muchas empresas fabrican sus ruedas de carbono en fábricas locales con trabajadores especializados que realizan el montaje de la rueda a mano. Además, estas empresas fabrican ruedas de carbono personalizadas. Así, se adaptan perfectamente a la práctica y al tipo de pilotaje del rider. Este tipo de ruedas de carbono ofrecen garantía de varios años e incluso en algunos casos de por vida.

¿Llantas 100% de carbono o llantas mezcla de carbono + aluminio?

En realidad, hay tres tipos de llantas de carbono. En primer lugar, están las llantas 100% de carbono, que son las más ligeras del mercado. También están las llantas «fusionadas», que están hechas de una mezcla de carbono y aluminio. Y finalmente hay llantas de aluminio con adiciones de carbono. Estas últimas sólo se utilizan para llantas de perfil alto destinadas al ciclismo de carretera. Por eso no hablaremos de ellas aquí. En su lugar, nos centraremos en los otros dos tipos de llantas: las llantas de carbono completas y las llantas de aluminio y carbono fusionadas.

Llantas íntegramente de carbono para mayor rendimiento de las bicicletas de montaña

Las llantas completamente carbono tienen la mejor relación rigidez/peso en comparación con los modelos fusionados. Gracias a un diseño 100% de carbono , se aprovechan al máximo las propiedades de este material. El resultado es una rueda ligera, sensible y precisa que permite una aceleración hiperdinámica . Inicialmente, las llantas fabricadas íntegramente en fibra de carbono sólo eran compatibles con los tubulares de las bicicletas de carretera. La tecnología de la época no permitía la instalación de ganchos para sujetar el neumático. Pero gracias a los considerables progresos realizados por los fabricantes en los últimos años, las llantas de carbono pueden montarse con cubiertas MTB tubetype (con cámara de aire) y tubeless (sin cámara) . En el MTB, se prefiere el tubeless por su confort y su mayor resistencia a los pinchazos. En el caso de las cubiertas tubeless, se utiliza liquido tubeless como el Doc Blue de Schwalbe .

Además, la fibra de carbono no es compatible con las zapatas de freno clásicas . Para el sistema de frenado, es necesario equipar la bicicleta con zapatas específicas para ruedas de carbono . De lo contrario, se corre el riesgo de dañar las ruedas.

Llantas de carbono y aluminio: un buen compromiso

Optar por llantas fabricadas con una mezcla de carbono y aluminio puede ser una buena solución para algunos riders. En este tipo de llanta de carbono y aluminio «fusionados», los dos materiales están distribuidos estratégicamente. La parte de fibra de carbono es la zona donde se fijan los radios. La parte de aluminio de la llanta es donde se monta la cubierta. La zona de aluminio es también la superficie de frenado sobre la que rozan las zapatas de freno. Esto permite al ciclista utilizar pastillas de freno convencionales que no son específicas para las ruedas de carbono. Además, el frenado sobre aluminio con zapatas de freno clásicas es más eficaz en caso de lluvia que sobre ruedas 100% de carbono. Una gran ventaja, por lo tanto, para las llantas mixtas de carbono y aluminio.

Otra ventaja de este tipo de llanta es el precio. De hecho, el uso del aluminio reduce los costes de producción y hace que el producto sea más accesible para los consumidores. El único inconveniente es que la utilización del aluminio no permite aprovechar al máximo las propiedades del carbono. El resultado es una pérdida de ligereza y rigidez. Para los ciclistas que son muy exigentes con el peso de sus ruedas, pueden ser preferibles los modelos totalmente de carbono.

Ruedas de carbono de alta gama hechas a medida

Muchas marcas ofrecen hoy en día ruedas de carbono de alta gama hechas a medida. Los diferentes componentes de la rueda de carbono son elegidos por el consumidor para satisfacer con precisión sus necesidades.

Montaje artesanal y meticuloso de ruedas de alta gama de carbono

Si quiere un producto artesanal, hay empresas dedicadas al montaje de ruedas de carbono de gran prestigio. Cuidado, estamos hablando del montaje, no de la producción completa de la rueda. Las piezas que componen la rueda son suministradas por fabricantes reconocidos. Las empresas de montaje utilizan componentes de alta calidad y fiabilidad para crear ruedas de carbono personalizadas. Entre estas empresas encontramos Legend Wheels, Duke o Alpinswheel. El montaje de las ruedas a medida lo realizan trabajadores cualificados con un saber hacer único.

Ruedas de carbono únicas y personalizadas para cada ciclista.

Para cumplir con los requisitos de los ciclistas aficionados o profesionales, los fabricantes de ruedas de carbono hechas a mano ofrecen ruedas a medida. Es el cliente quien elige el tipo de buje, radios, cabecillas y llantas que más le convengan. El diseño de la rueda también se hace a gusto del ciclista. Puede elegir el color o colores que más le gusten para combinar las ruedas con el resto de la bicicleta.

Las ruedas de carbono artesanales son más baratas que las industriales

Las ruedas de carbono artesanales compiten con las grandes marcas industriales. Además de ser únicos, también son más baratos. De hecho, este tipo de producción permite eliminar los intermediarios y, por tanto, reducir los costes de producción. La ausencia de grandes inversiones publicitarias también contribuye a reducir los gastos del productor. Así, las ruedas de carbono artesanales pueden venderse a un precio inferior al de las disponibles en el mercado industrial. Este es otro punto positivo para el usuario de ruedas de carbono hechas a medida.

¿Cuáles son los inconvenientes de las llantas de carbono?

Después de haber visto las numerosas ventajas de las ruedas de carbono, ahora vamos a analizar las reticencias sobre la moda de las ruedas de carbono en el MTB. A pesar de sus ventajas, la rueda de carbono cuenta con algunas desventajas que nos parecen importantes mencionar.

El elevado precio de las ruedas de carbono: primer obstáculo para su compra

En general, el primer obstáculo para la compra de una llanta de carbono es su precio particularmente elevado. Los modelos básicos de ruedas de carbono parten de 1.000 euros como mínimo. Pero por ese precio te llevas un buje y unos radios de baja calidad. Para una rueda de carbono de buena calidad hay que invertir al menos 1.500 euros. Para los modelos de gama alta, el precio puede ascender a los 3.000 euros. Por lo tanto, las ruedas de carbono no están destinadas a todo el mundo, sino sólo a los ciclistas que puedan permitírselas.

La competencia de las llantas de aluminio de alta gama

Por otro lado, hoy en día existen llantas de aleación de alta gama que también son muy eficientes. Por ejemplo, DT Swiss ofrece el juego de ruedas para MTB HX1501 Spline 35 Boost DB . En este tipo de ruedas de aluminio de alta gama, la calidad en términos de rigidez, resistencia y absorción de las vibraciones se acerca mucho a la de las ruedas de carbono. En términos de peso, la diferencia a veces no es muy significativa. Los modelos de aluminio más ligeros del mercado pesan incluso menos que la mayoría de las ruedas de fibra de carbono. En cuanto al precio, las llantas de aluminio siempre serán más baratas que sus homólogas de carbono. Así que es cuestionable si comprar unas ruedas de carbono está realmente justificado…

Ruedas de aluminio DT Swiss

Ruedas de aluminio DT Swiss

Rueda de carbono: sí para la las bicicletas de carretera, menos para las bicicletas de MTB

El uso de las ruedas de carbono en las bicicletas de carretera ya es menos controvertido. De hecho, los beneficios del carbono en las carreteras asfaltadas justifican su elevado precio. Las ruedas de bicicleta de carretera Fulcrum Wind 40DB Carbon o las ruedas de carbono para bicicleta de carretera Bora WTO 45 de Campagnolo son, por ejemplo, valores seguros para los ciclistas de carretera. Además de las cualidades que hemos comentado anteriormente, en una bicicleta de carretera aprovechamos la aerodinámica que aporta la rueda de carbono. En una carretera con un buen asfalto, las llantas de carbono de alto perfil brindan una aerodinámica incomparable. En el MTB, esta cualidad no se aprovecha porque no es una prioridad en los senderos irregulares. Sin embargo, se aprovecha de la rigidez y resistencia de los modelos actuales de ruedas de carbono para la práctica del MTB. En XC, la ligereza de las ruedas de carbono es, por ejemplo, muy apreciada en los circuitos de competición.

¿Ruedas para MTB de carbono reservadas sólo para profesionales?

Por otro lado, el diseño de la rueda de carbono cambia el comportamiento de la bicicleta. De hecho, la conducción se vuelve más nerviosa y reactiva. Requiere de un pilotaje más preciso y es menos indulgente con los errores de trayectoria. Por lo tanto, estas ruedas están destinadas fundamentalmente para riders experimentados que tienen un estilo de conducción riguroso y preciso. Para el ciclista no profesional, las ruedas de carbono pueden ser contraproducentes porque la conducción es más difícil. Para este tipo de ciclistas, es preferible un juego de ruedas de aluminio, que tienen un comportamiento menos nervioso y son más tolerantes en términos de manejo.

¿Ruedas de bicicleta de carbono? ¡Depende para quién!

En resumen, podemos decir que las ruedas de carbono hay que elegirlas según el tipo de usuario. Por lo general, están destinadas a los riders que compiten o a los grandes amantes del MTB. Su uso requiere una conducción experimentada y precisa. Las ruedas de carbono muestran una capacidad de respuesta y un dinamismo excepcionales, pero son menos tolerantes que los modelos de aluminio en pequeños errores de conducción. Para los principiantes, no se recomiendan las ruedas de carbono. Para los profesionales, pueden ofrecer resultados muy interesantes. Por otro lado, a nivel estético, las ruedas de carbono aportan un look y cierta clase a la bicicleta.

Para la mayoría de los ciclistas, las llantas de aluminio son una prioridad por sus características y su comportamiento. Si quieres ir a lo grande, puedes optar por ruedas de aluminio de alta calidad que serán menos costosas que las ruedas de carbono. Actualmente, las llantas de aluminio de alta gama ofrecen un rendimiento muy cercano a las llantas 100% de carbono.

>>> Te puede interesar : Las mejores parejas de cubiertas para MTB

Si este artículo te ha parecido interesante, recuerda compartirlo en tus redes sociales !!!

Estamos a tu disposición para resolver tus dudas y preguntas, estaremos encantados de atenderte.